VALENTINO DE MI VIDA

Desde el principio hasta el fin, no hay detalle, cuello, encaje, calcetín o bota que puedan pasar desapercibidos. Desde el primer instante te hipnotiza el color rojo, ese que no puedes dejar de mirar, tanto como a la señora que lo graba todo desde primera fila, ese rojo Valentino que Piccioli llena de pliegues en mangas y faldas, ese color que te atrapa con asimetrías, volantes y lazadas como modernas Caperucitas, sigo babeando como el lobo. Rojo que pasa desde un blanco impoluto hasta un negro de transparencias, y sus camisetas Gravitation, en modelos con el pelo de raya en medio y labios turquesas, todo eso y más ha sido el desfile Pre-Fall 2019, y aunque no siempre sea el caso, y en este no lo es, no puedo evitar dejar para el final los bolos, resumiéndolo, mucho, muchísimo, "en plan Jesulín", reconoced que hay un antes y después de él, ¡MA-DRE-MI-A! no hay ni un solo bolso, lo digo en serio, ni uno solo, con el que no abras la boca más que cuando ves el siguiente, cuando terminas de verlos todos, tus ojos solo verán la letra V por todos lados, en plan chiribitas, chiribitas V V V V, pasemos y sumerjámonos en el mundo Valentino.

                   

Valentino Pre-Fall 2019
Tokyo, noviembre 2018

Comentarios

Entradas populares de este blog

Orgullo Bloguer

Bordados muy contemporáneos

La falda roja