Lo que comenzó siendo una moda para ir a trabajar cómoda en traje de chaqueta a la oficina, se ha ido convirtiendo, con el paso de los años, en uno de los complementos que más ha evolucionado, no siempre para bien,  dentro del mundo de la moda, la zapatilla de deporte.
Ellas son las culpables de que nos bajáramos de altísimos tacones, y de abandonar en la cuneta  a Carrie Bradshaw, ni soñarlo, los Manolos siguen estando ahí, en la mente...permanentemente, pero si es verdad, las zapatillas de deporte ya tienen su propio espacio, como auténticas protagonistas, su propia estrella en el paseo fashionista. Y llegado a este punto, lo suyo es llamarlas con nombres propios, en inglés por favor, y a ser posible impronunciable. Y como ya estamos totalmente entregadas en pies comenzamos a ver que el deporte empieza a subir hacia arriba, poco, a poco, Nike o Adidas llevan años frotándose las manos, así que ya es el turno de recuperar marcas casi en el olvido del mundo de la moda como Reebok o Fila, no hay dependienta de moda millennial que no las lleve, además en los últimos años han ido sufriendo una transformación unida a modelos y el mundo musical. La cuestión es que además de que el chándal se haga amigo del abrigo, el bolso, a ser posible con logo a la vista, lo haga del traje de chaqueta, porque lo importante de toda esta tendencia es que el logo de la marca sea bien visible y que el pantalón de deporte sean ¡tan bonito! que lo quieras para ir a trabajar, ¿se estará convirtiendo en la próxima tendencia? así lo dicen y dictan las calles.














Fotos: pinterest

Comentarios

Entradas populares de este blog

Orgullo Bloguer

La falda roja

Bordados muy contemporáneos