Amor a la mexicana

Esto me ha tocado la fibra, y aunque suene a tópico, he de confesar que me gusta la estética de Frida, se me cae la babilla de gusto solo en pensar comer nachos o chilaquiles, que no pique mucho el chile, pero muy poco el guacamole y siempre me pongo mala con un único sorbo de tequila, pero muero de amor por Coco, los niños solo fueron la excusa para ir al cine, cantar y no parar de llorar, y para rematar mi amor por lo mexicano, incluido Luis Miguel...cuando aun no tenía mi edad, tengo un amplio repertorio de rancheras que canto a todo pulmón cuando voy conduciendo en plena autovía, me gusta La llorona, sin importarme si es de Chavela Vargas o versión de Depedro y Vámonos me parece una historia de amor en toda regla, como buena ranchera, y para más rareza prefiero a Vicente Fernández que a su hijo Alejandro, sí, lo sé, esto último es raro de narices, así que ver la nueva campaña de publicidad de Stradivarius ha hecho que se me caigan dos lagrimones de felicidad, tu ya decides si te quedas con ella o no, porque es verdad que es más de lo mismo, y aunque la fotografía no es nada del otro mundo, ese estilismo que combina rojos, blancos, verdes y amarillos quedan tan espectaculares en una editorial, que hace que quiera inundarlo todo de flores.












Fotos:Stradivarius

Comentarios

Entradas populares de este blog

Orgullo Bloguer

Bordados muy contemporáneos

La falda roja