Imposible olvidar

Sé que el parón blogger debería haber sido agosto, como todo el mundo, y comenzar con las pilas cargadas en septiembre, como Dios manda, pero el mìo ha sido un parón en toda regla. Y podría echarle la culpa a agosto, que para mi ha sido un mes raro, raruno de verdad, o a septiembre, por ser un mes de vacaciones, y lo ha sido en toda regla, pero la verdadera razón de este parón ha sido la SEQUÍA, si, sequía de moda.
La bandeja de entrada del correo llena, hasta arriba de novedades de tiendas para la próxima temporada, ¿novedades? ¿en serio? porque si tienes 20 o 30 años será toda una novedad ponerte una camiseta bajo el vestido de tirantes, perdón, Slip dress, cuando pasas de los 45 lo que haces es volver a revolver en el armario buscando como una loca todas esas camisas que tenías de rayas azules, robárselas al hombre de la casa o buscar hasta las del colegio. Pero aquí no queda la cosa, ¿continuamos con el "rivaival"? pues allá vamos, vestidos sobre pantalones, en plan aceitunero, de ese que nos gusta tanto a las que somos adictas al estilo cebolla; pantalones tipo estribo, horror de los horrores; volver a lidiar con el terciopelo sin parecer Agatha Christie; o quedarte con los ojos redondos, como en una película de terror, esperando ver por donde va a aparecer el del cuchillo, ante el solo pensamiento de ponerte unos zapatos blancos, no por favor, esto da igual la edad que tengas; y para terminar, que mejor que dejar que la bomber no nos abandone; sacar la falda mini faldera de cuero bien ajustadita a la cintura, continuar con el romanticismo de una falda plisada, o creerte una bailarina de asfalto, en este último, cuidado con sacar el kit completo o parecerá que nos hemos escapado del Lago de los Cisnes.

Llegado este punto, quien manda ¿las pasarelas o la calle? porque algún que otro diseñador a veces solo sale a flote porque Anna dello Russo va por la vida a los grandes desfiles de moda con encaje y bragas por la obra y gracia del diseñador que sale en la portada, "su portada", ainss que haría yo sin ella, si en el fondo hasta la admiro, bueno, a ratos. 
¿Se han acomodado las grandes marcas?, pasarelas muy cuidadas, tejidos preciosos, pero que algunos diseñadores vuelvan una y otra vez a lo mismo empieza a aburrir, da la impresión que algunos están más estancados que el agua de las tortugas de mis sobrinos cuando comienzan las clases, que un día los van a esperar los animalistas a la puerta del colegio. ¿Qué nos queda? pues que la calle mande y hable.



su copia en Zara (y me parece precioso)























PD. excepto en los pantalones estribo y los zapatos blancos, he caído en todo, una que es asi de débil. 

Todas las imágenes  pertenecen a las semanas de la moda de Nueva York, Milán y Paris durante este mes de septiembre. Pintrest.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ILUSTRADORES DE MODA

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"