El frigorífico de D&G

Esta es una de esas uniones que yo jamás me hubiese imaginado. Porque sí, puedo a ver a los Dolce&Gabbana ahí, dándole vueltas a la cabeza, pensando en cómo harían diseños para tostadoras innovadoras o batidoras, esas utensilios de cocina, que con esta tendencia que nos invade por todos los lados de salud y batidos, todo es posible, pero diseños para frigoríficos, válgame por Dios.
De la fusión de dos diseñadores italianos, así, como son ellos, sencillos a la par que minimalistas, con la marca de electrodomésticos Smeg, nace una edición de 100 frigoríficos totalmente artesanales, pintados a mano por artistas sicilianos, todo llevado al estilo de los diseñadores y sus estampados coloridos llenos de limones o flores, muerta me he quedado como han "vestido" al frigorífico FAB28 en una edición especial.















No apto para despistados que pisan poco la cocina, porque si ya hace unos años con los famosos panelados, llegué a abrir todas las puertas hasta llegar a la lavadora, con un frigorífico así o bien te quedas como la niña de Poltergeist, embobaita delante del televisor, o se convierte en el rey de la cocina.
Estos modelos se han podido ver durante estos días en el Salón Internacional del mueble de Milán, por cierto creo que la broma está sobre las 30.000 libras


Y si aún tenéis ganas de ver más y os han dejado de sangrar los ojos, oye, que para gustos colores y aquí de eso hay y mucho, no hay frigorífico de buena familia que se precie que no tenga su fiesta, a bailar...o huir.

             

Por cierto, después de ver esto, me moriría de ganas por ver un fórmula 1 en plan D&G ¿o no? porque llegar el primero no sé si llegaría, pero verlo venir, eso ya es otro cantar.

Fotos:d&g,thetelegraph,smeguk

Comentarios

Entradas populares de este blog

ILUSTRADORES DE MODA

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"