Una delicia de animal

Esto de estar en pleno mes de diciembre, invierno, navidad y sin pasar frio es lo que tiene, que una no deja de pensar en verano, vacaciones y desparramarse en la playa o en cualquier lado que quede lejos de un trabajo, con los ojos vueltos, sin escuchar ni de lejos un teléfono y con la babilla cayendo hacia un lado. 
Yo no sé si Porky Hefer está pensando lo mismo que yo, con esa imaginación seguro que no, pero lo que si queda claro después de ver sus últimos diseños, sus sillones colgantes, expuestos en la feria de diseño de Milán, es que es un amante de los animales con su propuesta "Monstera Deliciosa".
Hefer aprendió a tejer de Ismael Bey, intentando que este arte no caiga en el olvido, realiza una serie de diseños unidos a uno de los conocimientos más tradicionales como es el de tejer, incluso participó en la sociedad de tejedores de la Sociedad de Ciudad del Cabo, así consigue unir un diseño vanguardista con técnicas de toda la vida y siempre mirando a la naturaleza.
Para los amantes de los peces, el mar y las hamacas, para Bob Esponja y Patricio, sí, los veo, y lo peor, hasta me rio con ellos, no hay perdón divino, y sobre todo para los que siempre quisieron tumbarse en la lengua asesina de una orca, si es que hay gente pa tó, aquí una de tumbing acuático.




Y después de salir de la orca ileso, aquí ¿cómo se sienta uno sin que le claven el colmillo?

Ah vale, ahora si, gracias Porky por la demostración, lo que yo digo, desparramándose


 



Fotos:boredpanda

Comentarios

Entradas populares de este blog

ILUSTRADORES DE MODA

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"