De Wang a Beckham

No creo haber tenido nunca alma roquera, cuando era chica, en mi casa jamás se escuchó a los Beatles ni a los Rolling, en mi casa hemos crecido escuchando a los Chichos, Manolo Escobar y el gran Antonio Molina. Con la adolescencia llegaron Miguel Bosé, Durán Durán y Loquillo, este último era de mi hermano, Bon Jovi fue mi excepción, yo siempre fui más de guaperas, a ser posible rubios...teñidos. 
No, no he tenido alma de rock hasta que cada nueva semana de la moda neoyorkina llega con Alexander Wang que después de dejar la casa Balenciaga, por decirlo, porque a mi si es de Balenciaga o de Pepito me va a dar lo mismo, naranjas, presentó una colección que, según algunos expertos en esto de la moda, es cuanto a tejidos de dudosa calidad, así que una tiene la suerte de no ser una experta, porque me ha gustado, y la mala de ser pobre, por no poder comprarse ni la camiseta blanca, pero sobre todo que haría el pino puente si me pudiese permitir el mono obrero.
Alexander Wang, primavera-verano 2016:















Y ¿hay algo más distante de un Wang que una Beckham? pues no sé porque yo hasta le encuentro cosas parecidas, lo mismo pasan de elegantes y sinuosos diseños a grandes oversize, total blanco o negro, mucho zapato plano, los diseños ya no son tan ceñidos, las faldas más sueltas, sigue siendo una pija pero más elegante y atrevida, pija de otra dimensión, se me van los papeles, es que cada vez me gusta más lo que hace, y hasta aquí hemos llegado, no la veo yo a ella muy de Lady Gaga-Wang.

Victoria Beckham, primavera-verano 2016:










Y aquí se acabaron las similitudes porque a la hora de despedirse ¿os imaginais a Mari Viqui corriendo, con tacones y desmelenada?

Fotos:vogue

Comentarios

Entradas populares de este blog

ILUSTRADORES DE MODA

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"