Se nos fue Milán

Entre el homenaje a "la mamma" y los estampados de guardería de Dolce&Gabanna, sin olvidar esos auriculares de pedrería perfectos para Isabel la Católica; tranquilizarte con esos aires clásicos de Giorgio Armani, y huir despavorida de los tremendos amarillos de Versace, terminó la semana de la moda de Milán.
D&G
PRADA. No voy a hablar del peinado de coleta de nuevo, ya me ha quedado claro por facebook que da igual que se llame Prada o Pepito el de los palotes, os ha parecido horrorosa de salir corriendo y no parar en tres días.
 


Si me dan a elegir entre los excesos de Jeremy Scott para MOSCHINO, que cada día se acerca más a Agatha Ruiz de la Prada con sus buenos complementos a lo Versace más ochentero, y los de Dsquared2, me quedo con estos últimos. Es ver su pasarela y querer coger una chaqueta de un lado con los pantalones de otro y hacer un nuevo revoltijo con todas sus prendas. Una pasarela con estilo muy de montañas o buscador de oro del oeste, las sandalias de pedrería con los calcetines bien gorditos y puntera de color no tienen desperdicio, pero yo al final, siempre acabo disfrutando con sus propuestas y desfiles.

DSQUARED2

 


GIAMBA, viene muy romántico para el próximo otoño, aunque viendo algunos desfiles esto de las temporadas acabará desapareciendo, vestidos semitransparentes y estampados primaverales para invierno, es algo que cada vez se apuntan más diseñadores.

 


GUCCI y sus zapatos Yeti me ha dejado con el cuerpo descompuesto, y si corto la foto e intento no ver ni los mocasines, entonces sí, y solo así, me quedaría  con algunos de esos vaporosos y románticos vestidos de la nueva andadura del diseñador Alessandro Micheli para la firma.


 

La mujer TODS es esa que aún con coleta despeiná toda ella, va monísima de la muerte, y esa envidia que me corroe y que no me deja ni respirar, me va a hacer falta otra barra de labios rojos, aunque sea para desquitarme que ni en mis mejores sueños ni la camisa me puedo comprar.

 


PUCCI y sus esperados estampados, esta vez los protagonistas fueron los signos del zodiaco, para acabar entregándose a un precioso color rojo vino o unos azules en terciopelo, de esta manera dio su adiós Peter Dundas como diseñador de la casa.

 


 PHILIP PLEIN, se presentó de negro, motero y cañero hasta de noche.

 


STELLA JEAN, me declaro fan pero fan fan, de sus estampados, sus mezclas y sus colores. Siempre atrevidos sus diseños, sin temor a esa combinación de texturas, estampados y colores para crear una pasarela diferente y divertida, que en definitiva de eso debería tratarse una pasarela, sin tener luego que copiarla hasta los extremos, mis retinas aún están machacaitas de dolor al recordar algunas vestidas de Bob Esponja...o Barbie.

 



Next stop: París Fashion Week


Fotos:vogue,instyle

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"

ILUSTRADORES DE MODA