Tres tendencias que llegan, siguen, vuelven

Después de varias semanas siendo el rastreator de tiendas con la nueva temporada, puedo decir, y digo, que este año si que tengo que tener, que digo tengo, es que me hace falta, una falda de vuelo en piel, polipiel, a 40 euros el kilo de falda. Ésta, junto con las sandalias, es de Zara y he de decir que queda la mar de bonita puesta.



Si me gusta una camiseta a rabiar, si ésta viene con mensaje ni cuento, pues que ahora venga en formato bolso es ya lo último en moderneces de las buenas, la única pega que le pongo es que en este caso no creo que haya que gastarse mucho dinero, aunque Olimpia LeTan, con sus bolsos libros, y los de cereales y Ariel de Ana Hindmarch, lleven ya varias temporadas haciendo furor con sus bolsos en todas las invitadas a las pasarelas, esto es como los vestidos de Desigual, que si, que la vida será muy chula, pero a veces parece que siempre llevas el mismo. Este es en dorado, modelo sobre, y tanto, te cabe un pañuelo de papel abierto, a modo de servilleta porque no hay otra forma, pero a mí me encanta, lo bueno, que va bien desde con el vestido liso negro, hasta con vaqueros.
La tercera opción es algo no me canso de tener ni de ver, la falda plisada, sí, estoy muy pesadita con el plisado, esta versión es más clásica, y para las que no se la ponen porque me dicen que les temen porque con ella pueden parecer una mesa camilla, bueno pues aquí está la versión, plisado y recto todo en uno. Es posible que al verla puede parecer pelín más clásica, pero depende como se combine parecerá que vas a la oficina o una rock star, bueno, tampoco hay que pasarse, lo justito.



Fotomontajes:loszapatosQueseanRojos

Comentarios

  1. ese tipo de bolsos clutch son adorables, me encantan :D y la falda de polipiel es amor
    diannetho.es

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Venga!! No te vayas sin dejarme tu comentario

Entradas populares de este blog

ILUSTRADORES DE MODA

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"