Hazlo tu mismo: Bolso estampado

Esta entrada debería llamarse como reutilizar un bolso una y mil veces, o, tunea y revienta, porque el pobre está aguantando todo lo que le echen. Ha pasando por todas las tendencias posibles, tachuelas, pinchos, pedrería, hasta flecos, y creo que antes de que le llegue el día, le vamos a dar otra oportunidad con el estampado animal.

Debo confesar que cuando me compro un bolso, y me caiga en gracia, lo utilizo hasta romper a trozos, pero este está aguantando, las cosas del mercadillo, soy la rastreator de los mercadillos, algunos me han durado más que algún que otro tres veces más caro de alguna marca conocida.
Negro, sencillo él, lo ves y no da mucho ruido, pero con el tamaño perfecto para, en una época, repartir currículum y cómodo para poder patear con el en tardes de búsqueda de ropa, las señales que tienen son del último experimento.



Piel sintética, o tela estampada, en el caso del precio o dificultad en encontrar piel. Tuve suerte y rebuscando en el baúl de los recuerdos encontré este trozo de imitación a piel de cebra.



Pegamento, cortar y pegar entre las dos asas ¡¡listo!!, esto es coser y cantar.


En el caso de que peligre la piel, y que acabemos con más pegamento en los dedos que en el bolso, yo misma, se puede poner en cada esquina unas tachuelas pequeñitas, así también quedará resultón y sin miedo a salir a la calle y que en el primer semáforo se caiga la cebra al suelo y casi salga corriendo, soy de las que le pasan este tipo de cosas. Como veis mis "hazlo tu misma" (DIY) son de primero de guardería, como leí no se donde una vez, Dificultad: Mariló Montero.

Fotos:loszapatosQueseanRojos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los tocados de Laura Olea

ILUSTRADORES DE MODA

Pantalones "pata elefante"