El armario perfecto

Si a estas alturas de la película me pongo a decir que vivo rodeada de armarios y vestidores (y ninguno mío), que después de venga dar la vara con la moda, lo que me gusta o se lleva, puede sonar a coña si digo que la mayor parte del tiempo me la paso haciendo distribuciones de cómo será el armario perfecto para los demás. Eso sí, ninguno sale por la puerta sin su dibujo con la  ropa ¡y hasta las perchas!, que una lleva la moda en vena.
Para mí no existe el cambio de armario, cuando era chica y mi madre nos hacia cambiar la ropa, lo odiaba, así que de mayor y con la suerte de tener más espacio, decidí tenerlo todo a mano, que tampoco hay tanto.
Siempre me gustó la organización y distribución de un armario, así que cuando me di cuenta que no se me daba tan mal, no necesito abuela, me lancé de lleno, y llegó un momento, hace muuuuuchos años, que hasta conseguí lo que quería, estar contenta con el trabajo de distribuir y diseñar armarios-vestidores.
El mundo de los armarios ha cambiado, y mucho, hoy en día existen multitud de materiales, aunque el más extendido sea el laminado, por la variedad de texturas y colores, además se consiguen cosas espectaculares, pero estos armarios se encuentran en la mayoría de las tiendas, prácticamente iguales (se que mi jefe no me lee....creo..). Mi amor por el interior y casi desamor por las puertas hace que lo que más me guste sean los armarios vistos, además para conseguir algo distinto solo hacen falta algunas ideas, y lo más importante sin dejarse una fortuna, hay percheros desde 10 euros, rollos de papel económicos y ¡¡Pinterest!! madre mía lo que se cuece por ahí y yo sin enterarme!! (por cierto que también estoy yo ya...y por Instagram....por darme publicidad yo mismamente).
A mi estos me han parecido de los más originales,






El papel pintado es algo que se puso de tendencias hace unos años, los habituales suelen tener entre 55-60cm. de ancho; el resto: atornillar baldas y barras de cuelgue, para los manitas, a mi esto se me cae a los 15 minutos, aun recuerdo una mesa de Ikea de la que me sobraron tornillos, aunque lo mejor es que aun sigue en pie.




Lo más engorroso a la hora de hacer un vestidor es donde poner complementos, como los bolsos, los collares son otro cantar (yo he llegado a vender un corbatero para colgarlos), sobre todo si queremos tenerlos siempre a la vista y que sea bonito y a la vez funcional. Pues mirad la imaginación que tienen por Internet, de veras que la gente se le ocurre de todo.





fotos:Internet

Todas las imágenes están bajadas de Internet, no son mías, que no quiero malos royos, si alguien ve alguna imagen que no quiera que sea expuesta se eliminará en el mismísimo momento.

Comentarios

  1. Estupendo post y maravillosa tú.
    Gracias por tu felicitación.
    XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las propuestas. Saludos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Venga!! No te vayas sin dejarme tu comentario

Entradas populares de este blog

Los tocados de Laura Olea

Pantalones "pata elefante"

ILUSTRADORES DE MODA